La historia de Pablo 6


Pablo es ingeniero industrial con más de veinte años de sólida experiencia laboral. A mediados de la década pasada ingresó como jefe de proyectos en una importante empresa del sector y más tarde, gracias a su dedicación y sus logros, fue promovido al cargo que hoy ocupa: Director de Operaciones.

La coyuntura económica de los últimos tiempos ha afectado el trabajo de Pablo y del resto de los miembros de la organización. Antes las cosas marchaban por inercia: las ventas se incrementaban año a año, la plantilla crecía de la misma manera y los socios y directores disfrutaban de grandes beneficios y recompensas.

Pero ahora las ventas se han estancado, casi no existen pedidos de nuevos clientes, la plantilla, reducida a niveles del 2009, está desmoralizada y los socios y directivos ejercen cada vez más presión en busca de resultados positivos para mantener la empresa a flote.

Para reconducir la empresa, a principios del año pasado el Consejo de Dirección propuso unos proyectos internos para mejorar las distintas áreas de la compañía. Pablo fue designado para liderar el proyecto de optimización de los costes de producción. A pesar de que el proceso productivo estaba muy estandarizado, existían áreas de mejora en donde se podrían hacer las cosas de forma más eficiente.

Los conocimientos y la experiencia de Pablo eran necesarios para el proyecto pero no suficientes. Necesitaba de otro punto de vista, de una visión externa que pueda identificar hábitos ocultos para cualquier miembro de la empresa y aportar nuevas soluciones basadas en casos de éxito de otras organizaciones.

Pablo contrató a una consultora que satisfacía los tres principales aspectos que según él, hacía la diferencia entre las diversas ofertas del mercado: pasión por hacer las cosas bien desde un inicio, inteligencia demostrada en soluciones prácticas y efectivas y una actitud de servicio más allá que la de un simple proveedor de servicios.

Luego de un diagnóstico preciso de la situación actual, Pablo y la consultora plantearon un plan de acción que permitía resultados tangibles desde el primer momento y un trabajo continuado que aseguraba la consistencia de las actividades del proyecto y la madurez de las implementaciones.

Este año Pablo lidera la segunda fase del proyecto con el mismo apoyo de la empresa consultora. La primera culminó con el éxito esperado: se atajaron los problemas más frecuentes y de mayor impacto, se logró aumentar la productividad en determinadas etapas del proceso productivo y se dio una mayor visibilidad del mismo a la dirección.

Esta historia se basa en hechos reales. La empresa consultora somos nosotros, PIA Consultores, y si quieres saber quién es Pablo y de que trató su proyecto, contáctanos y con mucho te lo contaremos.


Fotografías de Paula Arbide (paulaarbide.com)
Música incidental: Only the future – Joe Jackson
© Enrique Morey, Noviembre 2013. Todos los derechos reservados.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *